Verano (II)


Hubo un segundo curso al que me apunté. Se trataba de uno para hablar en público. Nunca he sido demasiado buena para hablar en público, al menos eso creo, aunque los que me rodean dicen que se me da bien y que no se me nota tensa. De hecho yo opino lo contrario, pero es como todo, las impresiones son de cada uno de una manera.


Este curso yo inocente de mi, pense que era en plan "el señor nos explica como hacerlo y ya si algún dia tenemos que enfrentarnos a una audiencia pues sabemos que hacer"...

PERO NO!!!!!!!!

Nada más presentarnos ya nos estaba grabando en video y haciendo hablar en público leyendo frases en un papel.

"Ok ok, dont panic" No veía la hoja, no veía la frase... "ok, centrate y lee" my god... el corazón a tres mil por hora...

Como siempre el docente me dice que muy bien, y cuando le digo lo mal que lo pasé me dice que él no lo percibió.

Hubieron otras muchas dinámicas en público como hablar con un bolígrafo en la boca, aluciné con lo que siseo cuando tengo algo en la boca!!!




 XDDDD no se me entendía ni jota

Esta bien cuando nos salimos del círculo de confort y hacemos un poco el tonto la verdad.



No volví a la segunda clase. Estuve debatiendo conmigo misma en:

- Belle, tienes que ir, no puedes rajarte de algo a lo que te has apuntado.

y

-Belle, no hagas jamás cosas que no te den alegría y satisfacción.


Al final opté por la segunda que era lo que de verdad me apetecía. Nunca creo que tenga que hablar ante una audiencia, y si tuviera que hacerlo supongo que sería de un tema que me gustaría tanto que estaría deseando compartirlo con quien quisiera oírme.




4 comentarios:

  1. Pues ese tipo de dinámicas son las que de verdad son útiles, a veces hay que salir de la zona de confort.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja ,ayy pobreeee, es difícil ,pero creo que es bueno enfrentarnos a nuestros miedos e inseguridades, te crea una satisfacción personal enorme cuando haces aquello que crees inalcanzable.
    Me quedo como seguidora
    Un besooo

    ResponderEliminar
  3. Ainsss, comparto ese pánico escénico pero a diferencia de ti, sí se me nota. NO puedo hablar en público con más de dos personas, hable de lo que hable. Me pongo de los nervios. Tuve que hacer un curso para un trabajo, y me hicieron hablar en público un montón de veces... quise morirme. Cuando ya estaba terminando el curso empecé a llorar del pánico. NO podía más. Así que imaginate.

    ResponderEliminar
  4. Uyyyy, a mi también me daría algo, aunque es verdad lo que dices, si se trata de compartir algo que sabes que al resto de la gente le interesa a mi no me cuesta hablar, pero cuando es una clase y tienes que hablar de algo tonto que te han obligado, lo paso fatal.
    Es bueno hacer cosas fuera de la zona de confort pero sufrir por ello... tampoco.
    Besos!

    ResponderEliminar