Si, la familia ha vuelto a crecer...


Hoy el día ha sido muy bueno... incluyendo sorpresa. ¡Somos otro más!





He tenido la suerte de vender hoy varias cositas en la tienda así que vengo feliz, aunque hoy me ha dado como migraña, cosa muy rara en mí, aunque tampoco muy severa ya que no he tomado de momento aspirina para calmarlo, a lo mejor era el mismo hambre.

Cuando llegué a casa en mi portal había una paloma.

Si.

Y por lo poco que vi creo que tiene el ala rota.

No tenía corazón para dejarla en plena calle a merced de gatos, perros o algún vecino desalmado.

La he metido en una caja grande abierta por arriba y la he subido a mi azotea, aunque mi azotea es compartida espero poder dejar la paloma en la medida de lo posible vivir ahi, tampoco sé si alguno de mis vecinos le hará algo :( espero que no, yo le puse agua y pan de molde, mañana iré a por pienso de pájaros y espero que el bicho pueda vivir medianamente bien en la azotea, que es inmensa, y aunque no pueda volver a volar, pues que ande, que algo es algo, ¿no?

Se que los pájaros son muy delicados, me sorprendió que no pusiera resistencia al cogerla, es muy mona y buena, y gorda XD se ve que sabía ganarse de la vida antes de herirse. Espero que no se muera del stress q supone no volar y aunque este medio lisiadilla pues que pueda al menos vivir tranquila.







Image and video hosting by TinyPic

3 comentarios:

  1. Que mona eres con la paloma! Yo hubiera hecho lo mismo, no hubiera sido capaz de dejarla en la calle! Espero que se ponga buena y que sea feliz :) y también que no te den más migrañas! Besotes!!

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que se curará sola, con el tiempo. Mis padres tuvieron una paloma en el jardín que le pasaba lo mismo. La encontraon delante de casa y venga, al jardín. Mi madre dijo que cortándole las plumas de las alas se iba a mejorar y se las cortó!!!! Yo flipaba y le decía que la estaba desgraciando pero no... pasaron unos dos meses creo y le crecieron las plumas de nuevo y salió volando e incluso un par de veces volvió al jardín. Una de esas veces vino con un montón de palomas más.

    ResponderEliminar
  3. Oh, tienes un gran corazón, aunque algunos sí que haríamos lo mismo que tú, no todo el mundo está dispuesto a eso.
    ¿Qué tal sigue la paloma?

    ResponderEliminar