Laiseven


Hace años me compré en un supermercado un bote de gel de ducha Laiseven de miel.




Lo que más me gustó es que venía en un formato con un tapón de presión, que apretabas y salía el gel, no como la mayoría de los geles que tienes que coger el bote y sale más de la cuenta y al final se cae y se hace un desastre en la "tina".

Cuando se me gastó y fui a por más ya no lo había en ningún sitio para mi desgracia.

Ahora que me he mudado a la otra punta de la isla y de pura casualidad en una tienda diminuta alejada de todo me encontré una estantería llena de geles Laiseven, la dependienta se debió pensar que estaba loca porque me compré uno de cada, bueno no los tenía todos, pude conseguir el de Miel, el de Café, el de Vino y el de Chocolate.

¡Los amo!



Image and video hosting by TinyPic

3 comentarios:

  1. Pues hiciste muy bien. Si algo te gusta y lo encuentras, como si te llevas dos cajas y el teléfono del distribuidor para que descargue directamente en tu casa!

    ResponderEliminar
  2. No me puedo creer que te esté leyendo. Pensaba que habías abandonado el blog para siempre. Que alegría que no sea así.

    ResponderEliminar