martes, 20 de agosto de 2013

Cajita de proyectos


Bueno, el 2013 ha traido tantas cosas buenas y nuevas. Comencé el año en un piso nuevo chulísimo, más económico e igual de grande o más, cerquita de todo (banco, tienda de animales, parada de bus, super, farmacia, frutería... y todo a pie).

Ahora que queda casi nada para saludar al 2014 es probable que me vuelva a mudar, a pagar menos y a una casa que está dentro de una finca, donde mis gatos podrán andar libres sin peligro y yo respirar la paz del monte, eso si, a un paso de la ciudad.

Si me mudo antes tengo que ponerles chip a los gatos, y vacunarlos contra todo lo que puedan pillar. Tengo entendido que la casa está vallada pero seguro que algún día se van a investigar y es mejor que estén listos para cualquier cosilla que puedan pillar.


Aparte quería compartir una cosa curiosa que me contó una amiga, por lo visto ella tiene varias cajitas pequeñas en casa, cada una la tiene destinada a un proyecto, "aprender francés", "darse un masaje", "viajar a X lugar". En estas cajitas va echando dinero, poco a poco (la cosa está fastidiada para todos), y va dandole forma a esos sueños que a veces posponemos por no tener dinero. De todos modos si no lo destinara a la caja de los sueños acabaría gastándoselos en algún trapito que no necesita o cualquier otra cosa innecesaria.

Me ha dado mucha ganas de copiarla.




Image and video hosting by TinyPic

4 comentarios:

  1. Te sugiero que mejor abras una cuenta de ahorros que te gana intereses y está más seguro de los amigos de lo ajeno.

    Un abrazo, Belle

    ResponderEliminar
  2. Qué guay lo de la casa, seguro que tus mininos lo pasarán en grande paseando por ahí!
    Y lo de las cajas de sueños, mola. Me imagino que no son súper cantidades de dinero y por eso los guarda en casa.
    Por cierto, aprovecho para hacerte una pregunta: ¿alguna vez has tenido problema para aclimatar gatos entre sí? Es que en el piso tenemos ahora un compañero para Cliff y no se pueden ni ver. Se atacan, se bufan, incluso una vez el otro le hizo sangre... nos tienen fritos, y ya llevamos un par de meses con uno en una parte del piso y otro en otra. Es que si no se adaptan al final... :(
    Un beso y perdona el rollo!

    ResponderEliminar
  3. Teresinha! estoy de acuerdo contigo, no lo había visto así ajjajaja :O luego tendria mas visitas en casa jajajaja

    Sonix! no te había leído, te contesto por tu blog tambien. Los nuestros siempre se llevaron bien claro q venian siempre bebes entonces los otros por instinto los protegen. Tal vez sea buen truco ir poniendo cosas que huelan a un gato, al otro para q se vaya acostumbrando a que es algo normal, se me ocurre a lo mejor un juguete de Cliff para el otro, y que juegue y lo asocie el olor a algo bueno y viceversa. Que se acostumbren a sus olores, claro que son extraños ahora mismo y está invadendo el territorio de Cliff, es normal que se enfade. A lo mejor tambien castrarlos, que se quedan más tranquilos. Tal vez intercambiarles los "cagaderos", porque más olor del otro que eso no hay nada, o el caxarrito de la comida. Dejarles un dia sin comer y darles de comer a los dos a la vez para que pueda mas el hambre que el deseo de matarse? no se... Los mios por suerte se llevan genial, a veces juegan un poco bestia pero se mantienen dentro del orden. si se me ocurren más trucos te aviso.

    ResponderEliminar
  4. Ay, me acabo de dar cuenta de que no tengo sueños... No sabría para qué ahorrar...

    ResponderEliminar